¿Se puede ganar dinero con un canal de YouTube?

Desde que en el año 2009 Google anunció que compartiría con sus usuarios parte de sus ingresos por publicidad en su plataforma de streaming de YouTube, miles de personas en el mundo se las han arreglado para hacer vídeos con los contenidos más variados en un intento de rentabilizar su creatividad. La pega es que en abril de este año la multinacional anunciaba un cambio en el pago por contenido original dentro de YouTube Partner Program: Alcanzar las 10.000 visitas en un canal (incluyendo la comprobación si sigues las directrices de la comunidad y las políticas de publicidad de la compañía). Algunos propietarios de estos canales llegan a generar ingresos de entre 90 euros y 1.000 euros al día, en función de las visitas. Así que se puede sacar dinero.

Por regla general, los canales con más éxito son los de vídeos caseros, musicales, blogs, tutoriales y del tipo “hazlo tu mismo” pero no todas las fórmulas funcionan. Lo primero que debes hacer es configura y crea tu canal de YouTube. Es lo mismo que una cuenta de Google; por lo tanto, te permitirá acceder a los otros productos como Gmail y Drive. Es muy importante que añadas palabras clave para ayudar a las personas a encontrar tu canal (en la sección Avanzada de las Configuraciones del canal). El nombre de usuario también puede ser favorable, o no. Mejor corto para que sea fácil de recordar pero, sobre todo, original. Intenta subir contenido de forma regular y mantente consistente. Con la práctica aprenderás a perfeccionar tus técnicas usando una cámara mejor o un software de edición. Se trata de que mantengas una audiencia. Asegúrate de etiquetar tus vídeos con palabras clave que describan el contenido y después distribúyelo en Internet lo máximo que puedas.

Para comenzar a ganar dinero con tus vídeos, tienes que habilitar la monetización; es decir, autorizas a YouTube para que coloque publicidades en tu vídeo y reconoces que no hay material con derecho de autor en él y después configuras Google AdSense (te lo puedes descargar gratuitamente). Necesitas una cuenta bancaria o en PayPal y una dirección de correo electrónico válida. Sólo ganas dinero por cada clic en el anuncio y una pequeña cantidad por verlo, pero todo suma con el tiempo. Una vez que tengas algunos vídeos, monetizados y vistos, puedes controlar la analítica para ver cómo se desempeñan (ingresos estimados, el rendimiento de los anuncios, la cantidad de reproducciones de los vídeos o la demografía, entre otros). Todo esto debe ir acompañado de otras estrategias como tener un blog o una página web y, sobre todo, que compartas y seas activo en tu canal con regularidad.

También puedes ser partner de YouTube ya que tienen ventajas como acceso a más herramientas de creación de contenido y pueden ganar premios por la cantidad de seguidores que tengas.

Además, el usuario puede elegir el formato de la publicidad que quiera: Desde el vídeo colocado al principio o a la mitad de la reproducción, banners a la derecha del vídeo, lista de sugerencias o incluso integrado en la parte inferior. Google paga mucho más por los vídeos si se elige incrustar la publicidad al principio del vídeo y puedes añadir la opción de quitarlo a los cinco segundos u obligar a verlo íntegramente. Y recuerda que Google solo cobra a los anunciantes cuando el espectador ve el anuncio en su totalidad o al menos 30 segundos. El algoritmo de Youtube comprueba que el vídeo sea atractivo para el usuario, y da prioridad a los que tienen más porcentaje de retención de audiencia.

Google hace mucho hincapié en que el contenido que se suba sea original. Por esto avisa que el usuario quizás no pueda obtener ingresos con los vídeos en los que se utilice música, gráficos, imágenes, películas, programas, imágenes de videojuegos o actuaciones en directo sin consentimiento expreso de la persona que haya creado o producido originalmente el material.

Entre los consejos que ofrece YouTube están la simplicidad, la originalidad (si no te expones a que te cierren el canal) y los contenidos impactantes, cortos y coherentes. Por ejemplo, si nuestro canal fuera de belleza debemos pensar en las secciones que tendrá el canal (reviews de productos, conjuntos de moda, tendencias de maquillaje, hauls…). En cuanto al tono correcto, todo depende del contenido, de cómo nos sintamos más cómodos y de cómo queramos que se sienta la audiencia. Dependiendo de lo que hagas y cómo lo hagas, tendrás un público u otro, tenlo en cuenta. Es recomendable grabar, editar, renderizar, subir, optimizar y programar el vídeo con tiempo, por si acaso.

También puedes ganar dinero con las suscripciones a YouTube Red. Pagas una tarifa periódica para recibir ventajas especiales (como ver vídeos de YouTube sin anuncios). Además puedes trabajar con marcas para promocionar sus productos y servicios, prueba a utilizar tarjetas o anotaciones de merchandising en tus vídeos para que los fans encuentren tus artículos sin esfuerzo y también puedes usar el crowdfunding, que consiste en la aportación de dinero a un proyecto por parte de los fans.

Eso sí, si recibes pagos o compensaciones por crear contenido, debes estar al tanto de cuáles son los requisitos de divulgación. Pinchando en este enlace, YouTube te lo explica con detalle.

Conforme vayas creciendo aparecerán haters o personas a las que no les gustará tu contenido. Acostúmbrate y piensa que muchos seguidores te querrán tal y como eres. Así que sé fiel a ellos y a ti mismo.

Y recuerda que siempre que quieras emprender una estrategia de marketing, nuestro consejo es que te pongas en manos de profesionales y, para ello, en Iverti Comunicación tenemos profesionales que te pueden asesorar. Llámanos al 91 290 66 24 y estaremos encantados de atenderte.

Compartir con

Sep, 06, 2017

0

SHARE THIS