Estrategias de neuromarketing: ¿Que impulsos nos motivan para que compremos?

El marketing tiene mucho de psicología porque trata de estudiar cómo las personas toman decisiones, que nos impulsan a desear algo o qué tenemos en cuenta a la hora de valorar un producto o un servicio. Y estos parámetros pueden darte las claves esenciales para que tu negocio sea un éxito o fracase.

Para cualquier persona que tenga un negocio es fundamental que tenga en cuenta una serie de patrones que están muy relacionados con las estrategias de ventas que propone el neuromarketing; cuyo objetivo es conocer y comprender los niveles de atención que muestran las personas a diferentes estímulos y qué es lo que nos agrada para buscar la eficacia en sus decisiones.

Aunque en un una situación de compra puede parece que los impulsos inconscientes tienen un peso mayor que los conscientes, averiguar las razones de por qué a la gente les gusta más un producto o un servicio es tarea del neuromarketing. Solamente hay que estar un poco atentos al contexto que nos rodea en el momento de la compra: Desde la estratégica colocación de los productos en los lineales, la música de ambientación en una tienda o incluso el olor con el que identificamos una marca. En el caso de las webs serían los banners con mucho movimiento y colorido o las ofertas de última hora que anuncian con grandes letras “precios imbatibles”.

Lo cierto es que hay unas normas básicas que nos impulsan a comprar. Toma buena nota porque te puede interesar para tenerlo en cuenta de cómo nos comportamos a la hora de comprar y así poder aplicarlo a tu negocio:

– El impulso de “Adquirir”. Vivimos en una sociedad consumista que favorece que tengamos cosas que nos gusten y siempre queramos mejorar: Un coche mejor, un piso acorde a nuestras expectativas, un móvil de última generación, una joya bonita… Miles de negocios triunfan gracias a este impulso de adquirir cosas que queremos tener pero que en la mayoría de los casos no necesitamos. Además, cualquier negocio cuya premisa sea aparentar (ser más ricos o influyentes) va en consonancia con este impulso.

– El impulso de “Agradar”. Los seres humanos tendemos a socializar buscando la amistad, el amor o las relaciones para hacer negocios. Las motivaciones pueden ser muy variadas pero lo cierto es que los bares, los restaurantes, las discotecas y hasta los eventos o las webs de contacto para encontrar pareja o grupos de amigos nos ayudan a desarrollar este impulso. En este mismo contexto se engloban también las empresas de estética, las tiendas online relacionadas con el mundo de la moda y de los complementos porque nos hacen mostrar nuestra belleza o a mejorar nuestro aspecto exterior. En definitiva, agradar a quién te rodea.

– El impulso de “Aprender”. El ser humano tiene la capacidad para mejorar y superarse, por eso, cualquier empresa que nos ayuda a prepararnos en cualquier rama de nuestras vidas como academias de formación, aquellas que nos contribuyen a enriquecer nuestra cultura por el placer de aprender como las tiendas online de libros o de tecnología como los ebooks (como plataforma para que podamos alimentar los hábitos de lectura) estará muy conectado con este impulso de nuestra naturaleza curiosa.

– El impulso de “Defendernos”. Hay empresas que nos ayudan a sentirnos más tranquilos en nuestra vida cotidiana como es el caso de aquellas que venden sistemas de seguridad tanto para casa como para nuestro negocio o aquellos que se dedican a los seguros (de vida, de salud, de deceso…)

– El impulso de “Sentir”. La vida sería muy aburrida si no fuera posible dedicarle tiempo a nuestro ocio y entretenimiento personal. Muchas empresas están especializadas en este sector y cada día son más. Como por ejemplo, las marcas dedicadas a organizar eventos deportivos, los cines, los teatros, los restaurantes, las agencias de viajes, los parques de atracciones, etc.

– El impulso de “Cuidarnos”. Tenemos muchas motivaciones para vernos bien físicamente: por salud, por cuestiones de estética, por gustarnos a nosotros mismos y agradar a los demás e incluso por motivos laborales. Este impulso está directamente conectado con empresas como gimnasios, saunas, empresas de tratamientos de belleza y de adelgazamiento, spas, etc.

Sea cuál sea tus motivaciones, lo cierto que también en las compras nos movemos por estímulos y muchos negocios basan su éxito en estos principios ya que pueden usarse como argumento de ventas.

Siempre que quieras emprender una estrategia de marketing, nuestro consejo es que te pongas en manos de profesionales y, para ello, en Iverti Comunicación tenemos profesionales que te pueden asesorar. Llámanos al 91 290 66 24 y estaremos encantados de atenderte.

Compartir con

Jul, 14, 2017

0

SHARE THIS